" La salud es riqueza. La paz mental felicidad. El Yoga enseña el camino."

Suami Vishnu Devananda
Krounchasana
Header image  
VITORIA-GASTEIZ  
      C/Florida 58, local 1      01005 VITORIA-GASTEIZ      941.59.90.09 - 699.67.43.75
 
 
 
 

 
 

 

 

 

El yoga ayuda no sólo a tu cuerpo, sino también a equilibrar tus emociones, combatiendo el estrés, la ansiedad, el dolor de espalda, el insomnio..., a sentirte más feliz y a desarrollar lo mejor de ti.
Es una práctica que mantiene tu mente clara y equilibrada, mejorando tu nivel de vida. Todo eso, además de poner tu cuerpo en forma y más flexible en poco tiempo.

El yoga nos proporciona la energía necesaria para vivir y disfrutar la vida. El tiempo que dedicamos a la práctica del Yoga pone en su lugar a los problemas del mundo, y cimienta un muro de fuerza interior. Nuestra familia, nuestros amigos y nuestro trabajo se beneficiará de ello.

El yoga es un arte, una ciencia y una sabiduría inmortal. Es la psicoanatomía subjetiva de la humanidad mejor dotada para la experiencia del bienestar físico, mental, intelectual y espiritual. Desde el comienzo de la civilización viene superando el examen del tiempo, y durante los siglos venideros seguirá ostentando su papel preponderante como ciencia psicofísica de gran precisión.

Los ejercicios de Yoga no son un mero ejercicio físico, pues afectan a procesos psicológicos y fisiológicos. El Yoga utiliza el cuerpo para ejercitar y controlar la mente, de forma que en un estadio posterior el cuerpo y la mente puedan, en conjunción, armonizar con el Ser.

Los ejercicios de Yoga afectan y penetran en el interior de cada célula y tejido, insuflándoles vida. La gran variedad de posturas hacen que el cuerpo se desarrolle con vigor, que los órganos internos funcionen perfectamente y que la mente esté siempre alerta. Se consiguen muy distintos efectos: estimulantes, relajantes, energizantes, vigorizantes, de ayuda al sueño o a la concentración, etc.

Muchas de las dolencias y defectos más comunes, entre los que se incluyen muchas afecciones crónicas, pueden remediarse con la práctica de las posturas de Yoga, que actúan sobre zonas concretas del cuerpo, como son las articulaciones, el hígado, los riñones y el corazón. Los movimientos y estiramientos de las posturas, incluyendo la colocación de los órganos internos en las posturas invertidas, ejercen un profundo efecto sobre su funcionamiento.

El cuerpo se oxigena y se llena de sangre limpia, se descongestiona y descansa. Mejora nuestro vigor, capacidad pulmonar, el funcionamiento cardíaco, tono muscular, circulación y respiración. En estos principios se basa el Yoga terapéutico.

La gran cantidad de detalles técnicos que progresivamente se incorporan a los asanas y el pranayama (posturas y técnicas de respiración) nos hace tomar consciencia de cómo participa cada parte del cuerpo en los asanas. Esta atención-concentración es la que crea los alineamientos y simetrías dando como resultado una postura correcta y exacta.